Bienvenidos!!! Ciclo Escolar 2018 - 2019 Maternal - Guardería - Jardín de Niños - Primaria - Secundaria - Preparatoria

Bolívar El Libertador de América:

Nació el 24 de julio de 1783, hijo del Coronel Juan Vicente Bolívar y Ponte , y su madre la Sra. María Concepción Palacio y Blanco. Luego de la muerte de su padre, su madre le pone tutores para que le enseñen todo lo necesario, para lo cual los contrata a Simón Cedeño y Simón Rodríguez, luego de un tiempo su madre también muere un mes de junio de 1792. En su infancia, fue el hijo más consentido de sus padres y sus allegados por ser el último de cuatro hermanos, pero desgraciadamente su padre muere cuando apenas tenía tres años de edad.

Recibe una invitación de Madrid de su tío Esteban, conoce México, Veracruz , Madrid. Pero este solo es el principio pues luego viaja a Europa, Francia, París, Viena, Madrid, adquiriendo nuevos y valiosos conocimientos, regresa a Venezuela en junio del año 1807.

En esta época se reúne con Don Francisco de Miranda con el cual aprende mucho de sus ideas revolucionarias y las trata de aplicar en nuestro territorio , pero no tuvo éxito , puesto que al querer atacar a los ejércitos organizados, y por las malas condiciones del terreno y del clima sufrieron derrotas muy grandes, llegando al límite de ser despojado de toda sus riquezas y enviado a Colombia como un miserable y sin tener que comer, y a Don Francisco de Miranda fue enviado preso a Cádiz, donde moriría en la prisión bajo las peores condiciones humanas.

Una vez en Colombia se junta con algunos líderes revolucionarios con los cuales ejecutan algunas operaciones increíbles, llenos de sorpresa y eficacia. Luego de crueles combates, las ideas libertarias se sobreponían sobre el número de españoles que lo perseguían, en seis combates en los cuales tuvo participación, los ejecutó de una magnifica manera por lo que salió triunfante.

Por último, luego de tanta lucha por conseguir la libertad para todas las naciones de América, los años han pasado y llega a adquirir una enfermedad incurable, que según la versión de los médicos era letal a corto plazo, por lo que El Libertador de América escribe su testamento y última proclama exhortando a las fuerzas libertarias de todos los países de América, para que continúen consolidando su libertad y además perdona a todos sus enemigos y su último deseo es que sus restos sean llevados a Venezuela y descansen en el cementerio Nacional de Caracas, muriendo el 17 de diciembre de 1830.